Anticipan que elección de 2018 no será tema único de asamblea del PRI

0
341

Alberto Escamilla, dirigente del Movimiento Territorial del PRI indicó que, la Asamblea Ordinaria debe abordar una visión hacia el futuro, y no sólo hacia los escenarios inmediatos

CIUDAD DE MÉXICO.

El dirigente del Movimiento Territorial del PRI, Alberto Escamilla, advirtió que pensar en el 2018 como el único tema a tratar durante la XXII Asamblea Nacional Ordinaria de ese instituto político evidencia una visión de futuro reduccionista y hasta oportunista.

Planteó que, el proyecto de futuro es hacia donde se encaminan sus trabajos con el propósito de que el Revolucionario Institucional se mantenga como la mejor opción política, más allá de lo que ocurra cada seis años.

En rueda de prensa, el dirigente emetista sostuvo que el PRI es el partido de los mexicanos, porque se ha colocado a la altura de las demandas de la sociedad, creando las instituciones necesarias para garantizar plenamente sus derechos y libertades.

Sin embargo, admitió que existe una crisis de comunicación y credibilidad por parte de la sociedad, que ahora afecta no sólo a las instituciones y a los partidos políticos.

Aun cuando expuso que, los trabajos de la Asamblea del PRI se llevarán a cabo a partir de la segunda quincena de agosto, su partido estará abierto a debatir la sucesión presidencial.

Hay que ser muy claros, si tenemos que ver a la Asamblea como la forma para que los priistas elijan al candidato, pero también la tenemos que ver como una oportunidad para crecer como partido en el mediano y largo plazo; sin duda estamos abiertos a escuchar todas las voces, lo hemos hecho a través de nuestras reuniones municipales, distritales y estatales”, asevero.

Respecto al tema de los candados existentes para los aspirantes a la candidatura presidencial por ese partido, el dirigente reflexionó que si bien han de respetarse las trayectorias políticas y militantes al interior del PRI, siendo este partido incluyente es de considerar también a aquellos que han dado buenos resultados en el ámbito gubernamental y siempre abanderados por ese instituto político.

Cuestionado sobre la eventual integración del Partido Verde al llamado Frente Amplio, y la deslealtad que ello podría suponer hacia el tricolor, Escamilla consideró que “tenemos que ser garantes y respetuosos de las decisiones que tomen otros partidos políticos. El Verde, si bien es cierto que ha ido en alianza en las últimas elecciones con el PRI, finalmente es un partido político autónomo y tomará sus decisiones en el seno de su Asamblea”.

No sin antes descalificar las posibles alianzas entre el PAN y el PRD, que ideológicamente son diametralmente opuestos, expuso que el acercamiento de las dirigencias del PAN y del PRD está motivado por el temor hacia el PRI y por lo que representa históricamente para el país.