‘Deberán asegurar cambios’; alianzas estatales fracasaron

0
275

Luis Carlos Ugalde señaló que, para conformar la alianza, PAN y PRD tienen que garantizar que ahora sí habrá éxito, a diferencia de años anteriores

Luis Carlos Ugalde consideró que un frente exitoso podría generar una elección cuya final sea competida por sólo dos contendientes.

CIUDAD DE MÉXICO.

Luis Carlos Ugalde señaló que el principal desafío de la iniciativa del frente amplio opositor es explicar por qué no se dio el cambio prometido en las ocasiones en que panistas y perredistas han ido juntos a nivel estatal.

“La idea de que PAN y PRD van a propiciar un cambio de régimen es cuestionable, porque la experiencia muestra que eso no ha ocurrido. Ése es el tema central: que digan por qué ahora sí podrían lograrlo y por qué cuando han tenido gobiernos de coalición en muchos casos han sido fracasos”, argumentó el director de Integralia Consultores.

“Pero si logran explicar por qué ahora sí van a lograr ese cambio de régimen, entonces la idea vale la pena. No importa que sea izquierda y derecha. El tema es que no hay ninguna experiencia que valide que ganarle juntos al PRI significa cambio”, advirtió.

“El resultado ha sido más de lo mismo. En Oaxaca la corrupción fue enorme. Y en Sinaloa no veo cuál fue el cambio”, ejemplificó en referencia a las administraciones de Gabino Cué y Mario López.

En entrevista con Excélsior, el expresidente del IFE consideró que si la propuesta se concreta y en noviembre se registra el convenio de coalición, el frente tendría la posibilidad de convertirse en uno de los principales contendientes.

“Esto depende de que encuentren un candidato aceptable para ambas partes; de que puedan negociar si van o no en coalición en las ocho gubernaturas y, lo que es muy importante, en la jefatura de la Ciudad de México. Y depende de que definan si será coalición total, parcial o flexible. Queda un largo trecho por caminar. No está fácil y habrá que esperar”, explicó.

Para Ugalde, un frente exitoso podría generar, a nivel nacional, el escenario reciente en Estado de México, donde al final la competencia se quedó entre dos.

De concretarse esa plataforma, pronosticó que las elecciones presidenciales se concentrarían en dos ideas muy simples: “La idea uno de Morena y del frente opositor que sería: hay que acabar con la mafia del poder y hay que sacar al PRI de Los Pinos. Y la idea dos del PRI y del frente opositor que sería: hay que evitar la polarización y el populismo de López Obrador”.

“Y el electorado, con base en sentimientos, intuición, sensaciones e información dispersa va a decidir qué conviene más: si sacar al PRI de Los Pinos con López Obrador, o si mantener al PRI para darle continuidad a algunas cosas que han funcionado. O irse con el frente opositor para sacar al PRI sin caer en el riesgo de la polarización”, pronosticó.

“Sería el del frente un argumento interesante porque se pone en medio y diría vota por mí porque te doy lo mejor de los dos mundos”, resumió.

Cuestionado sobre qué significaría en 2018 un cambio de régimen, el académico del ITAM respondió que se trata de combatir la impunidad que genera corrupción, inseguridad y mal gobierno.

“La impunidad es no pagar el costo de lo que se hace, delitos sin castigo. Es el principal problema de México que no se resolvió cuando el PAN llegó a la Presidencia ni cuando el PRI volvió a Los Pinos”, enumeró.

Planteó Ugalde que en el 2018 esas sumas de partidos pequeños pueden hacer la diferencia.

“Son pragmáticos y en ocasiones oportunistas. El PT es el mejor ejemplo: se ha aliado con el PRI y el PRD y ahora está con Morena”, recordó.