Candelero/Abraham Mohamed *Con corruptos y débiles no se triunfa

0
11

mohacan@prodigy.net.mx

Si quienes conforman los grupos de oposición no estuvieran con hambre de todo, estoy convencido de que Andrés Manuel López Obrador ya hubiera sido y todavía podría ser, Presidente de México.

Puedo se reprochado por semejante concepto, pero me consta cómo, entre ellos mismos, se traicionan y se “hacen garras”, corrompiéndose por cualquier mendrugo que les avientan quienes están encaramados en el poder, para aprovecharse de ellos y mantenerlos divididos, enfermos de miserable envidia.

Y López Obrador sabe muy bien que esto es cierto porque él ha sido muy, pero muy dañado, traicionado y hasta despreciado por aquellos en quienes confió plenamente y a los que apoyó sacándolos del cuchitril en que vivieron por generaciones.

Para él debe ser inolvidable lo que hicieron “Los Chuchos”  -Ortega y Zambrano- mangoneadores de la corriente o “tribu” Nueva Izquierda en la reunión que organizaron el 21 de Noviembre del 2007 en el piso 51 de la llamada Torre Mayor de Reforma, (para servirle en aquel tiempo al PAN-Gobierno) en la cual acordaron expulsarlo del PRD con la intención de provocarle su muerte política, conspiración en la que estuvieron presentes,  Carlos Navarrete, Lorena Villavicencio, Leonel Cota y hasta Leonel Godoy entre otros.

Pero su plan fracasó, y grande fue el chasco que se llevaron, porque AMLO en vez de morir políticamente, , se fortaleció por su tenacidad y apoyado por sus fieles seguidores, que son muchos y valiosos, recorrió y sigue recorriendo México como el auténtico líder popular  que siente ser -populista, dicen sus detractores- y creando, primero, lo que fue la Convención Nacional Democrática; luego en 2008 organizó el Movimiento Nacional de Defensa del Petróleo, Patrimonio y Economía Popular para llegar el 10 de Enero del 2011 al registro legal de su Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que se identifica con la Virgen de Guadalupe y con el color de piel de los mexicanos.

López Obrador en el 2018 será por tercera vez candidato presidencial, ahora postulado por su Partido Morena sin que esté confirmado que alguna otra fuerza política de izquierda vaya a aliarse a su candidatura, aunque…. tal vez lo haga el PT.

AMLO tendrá como adversario al candidato que acuerden PRD y PAN si es que se consolidan en el Frente Amplio Democrático (FAD) donde también participan algunos protagónicos personajes de la “grilla elitista”. Obviamente ahí andan gobernadores perredistas como Silvano Aureoles de Michoacán; Graco Ramírez de Morelos y Miguel Angel Mancera, jefe de Gobierno de la CDMX  que aspiran a la candidatura presidencial, pero no Arturo Núñez de Tabasco, mientras que por el PAN hay que ver a quien seleccionan entre Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y Ricardo Anaya.

 

Aquí se verá si realmente habrá “unidad en la coalición del Frente Amplio Democrático” ¿opositor? cuando tengan que acordar de cuál Partido será el candidato presidencial que vayan a apoyar o si deciden postular a un “externo” de la sociedad civil, de “reconocido patriotismo, de amplia trayectoria social y de indiscutible solvencia moral y comprometido con las mejores causas para mejorar a México”. En fin…..esperemos a ver que pasa.

Y por supuesto que López Obrador también tendrá de super adversario a quien el PRI, ligado con el PANAL y con el PVEM postulen. ¿Será José Antonio Meade a quien él “destapó”….o a otro?

Le añado que el gran propósito de quienes integran el Frente Amplio Democrático (FAD), según ellos, es hacer que México mejore y para lograr eso, están convencidos de que se puede lograr si evitan que un populista como López Obrador  llegue a ser Presidente y que el régimen de gobierno puede cambiarse para bien, si el PRI es derrotado en las elecciones del 2018.

Será muy interesante ver cómo se empezarán a mover más las piezas a partir del 8 de Septiembre en que arrancará  el proceso electoral, pues como apunté al inicio, a muchos “izquierdosos” los doblega el hambre de todo y por eso se corrompen y se conforman con mendrugos por lo que son capaces de traicionar, sabotear y hacer hasta lo indecible.

Muy poquitos son los que tienen ideales y convicciones firmes, con sentido patriotismo, como para hacer, por ahora, un Frente sólido con el que se logre, sin violencia, por la vía democrática, el verdadero cambio que le urge a México.

Con los corruptos y con los débiles, no se avanza y menos se triunfa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here