Cartelera/HUMBERTO GUTIERREZ *LOS ACUERDOS DEL PRI

0
231
No tuvo desperdicio la XXl Asamblea Nacional del PRI, sin duda, es un nuevo PRI. Son los mismos, viejones, dinosaurios rejuvenecidos, maduron@es, jóvenes escasos.
La crema y nata reunidos mas de 10 mil priistas de la Nación.
Esta Asamblea guardaba una especial atención para mí, analizar el contenido de las últimas declaraciones que vienen desde seis meses más o menos. He guardado el video de CARLOS AUGUSTO SANTIAGO donde dice que el grupo que representa – palabras más, palabras menos iba – va – a ser un defensor del orgullo priista, donde desconocía la dirigencia que no tenía conocimiento de la esencia del PRI.
No fue “ igual que las otras”, ahora se permitió la entrada “ a cualquier hijo de vecino” y fueron los que se dieron cuenta que podían asistir.
Los “autenticos priistas” los que conocen las reglas le permitieron la entrada a JOSE MEADE sin duda receptor del mensaje de que hayan abierto a los candidatos externos que apenas unas horas antes se habían pronunciado los priista.
La delegación de Tamaulipas estuvo más que bien representada, acompañaron a la Presidenta del PRI, AIDA ZULEMA FLORES PEÑA más de 200 consejeros nacionales, algunos más de la mitad innombrables que participaron en temas como la rendición de cuentas, ética y declaración de principios.
Cuando hacen todo lo contrario en el gobierno.
El escenario: El Palacio de los Deportes, inaugurado en 1968 coincidentemente la fecha es significativa porque fue el principio de  la decadencia del PRI, el dos de octubre es la fecha significativa.   
 
 
  
 
Hablaron los dos enriques MANLIO, PEÑA y OCHOA.
De lo que hablaron y dijeron son palabras que la clase política del PRI quería escuchar, de que los convenza, es lo importante.
En la Asamblea nacional se tomaron decisiones con la finalidad de ayudar al PRI a retener el poder.
Se eliminaron candados para todos los aspirantes, hay nuevas estrategias de combate a la corrupción, se restringen plurinominales para evitar más “chapulines” y se impulsaron gobiernos de coalición. 
El tricolor modificó sus documentos básicos y propuso “piso parejo” para los aspirantes a cargos de elección popular, como lo demandaban diferentes grupos internos, de modo que ahora tanto priistas como simpatizantes del partido podrán contender y demostrar que son los más competitivos.
Esa posibilidad abarca todos los cargos de elección popular, incluso la candidatura presidencial, pero la eliminación de candados para que los militantes no necesiten los 10 años de militancia y la apertura para los externos no implica que podrán pasar libremente, pues deberán cumplir con otros requisitos como presentar su declaración patrimonial, de intereses y fiscal y someterse a una prueba  de integridad que realizará  el partido.
Los candados son cosa del pasado. Desde la Asamblea Nacional anterior, en 2013, se fueron eliminando aquellos requisitos que no corresponden con una vida democrática y con un partido que ahora pretende ser ciudadano, ya no exclusivo.
Habrá más espacios para  que los jóvenes puedan ser candidatos además de persistir la paridad de género, van a ser jóvenes una de cada tres candidaturas.
Los jóvenes son entendidos como personas menores a los 35 años. 
Otra de las decisiones importantes es que el PRI acordó que cualquier militante que haya llegado a un cargo de elección popular por la vía plurinominal deberá buscar en la siguiente oportunidad la vía de la mayoría relativa. Es decir, tendrán que salir a buscar el voto si quieren volver  a ocupar un cargo.
 
Los gobiernos de coalición  que impulsó MANLIO FABIO BELTRONES, forman parte de la nueva declaración de principios del partido, por lo tanto, ahora el PRI podrá celebrar una coalición electoral, incluso a nivel federal; y si la persona que sea postulada es priista, se deberá regir por los estatutos del partido.
Cuando se trata de elecciones presidenciales, de senadores y diputaciones, el titular del CEN priista deberá someter la coalición al conocimiento, y en su caso aprobación, del Consejo Político Nacional del PRI.
Los priistas definieron un nuevo Código de Ética que deberán acatar todos, tanto simpatizantes (que no están afiliados) como militantes.
“Somos un partido que entiende la irritación por causa de la corrupción, la opacidad y la mala aplicación de los recursos que son del pueblo. Que enfrenta decidido el reto de decir basta ya y actuar en consecuencia contra esas prácticas que frenan y limitan nuestras posibilidades”, se estableció en la mesa de declaración de principios.
Por ello, el PRI formó una nueva Secretaría y Comisión Anticorrupción, a través de la cual también se establecerán mayores controles para los militantes y para los externos que quieran ser postulados por el partido.
Por ejemplo, deberán presentar su declaración patrimonial, de intereses y fiscal, sí la famosa 3de3; y deben comprometerse a hacerse responsables de las multas que le impongan por irregularidades en el manejo de recursos públicos durante las campañas.
Además, como parte de los resolutivos emitidos por la mesa temática sobre ética, se estableció la creación de una Comisión de Revisión de Cuentas y Ética que actuará en los casos en los que se requiera investigar y sancionar conductas indebidas.
Otro punto que definieron los priistas fue en torno al tema del fuero, pues se comprometieron a revisar el marco legal de dicha figura para evitar privilegios y corrupción.
MI CORREO: humbertografico@yahoo.com.mx Y EN TWITER @cartelera1997