Son 61 personas las que, lamentablemente, fallecieron: EPN

0
232

El sismo de 8.2 grados ha dejado 61 personas muertas en todo el país, dijo Peña Nieto al ofrecer un balance tras el siniestro

Juchitán, OAXACA

El sismo de 8.2 grados ha dejado 61 personas muertas en todo el país, dijo el presidente Enrique Peña Nieto al ofrecer un balance de las afectaciones de este siniestro, desde Juchitán, Oaxaca.

El mandatario dijo que en Oaxaca murieron 45 personas, 36 de ellas en el municipio de Juchitán, 12 en Chiapas y 4 en Tabasco.

 Quiero reiterar mi solidaridad y mi más sentido pésame a las familias de las personas fallecidas a causa de este sismo”, dijo el mandatario.

Peña Nieto destacó que lo primero es atender a la población damnificada, acción que su gobierno ejecuta con la repartición de agua y diversos víveres, así como servicios de salud.

“El hospital general de este municipio se derrumbó, se colapsó, los 85 pacientes que ahí se encontraban fueron reubicados”, indicó.

En cuanto a la infraestructura educativa, informó que resultaron dañadas mil 145 escuelas en todo el país.

Las mayores afectaciones se dieron, justamente, aquí, en Oaxaca y Chiapas, solamente seis son de condición crítica, de infraestructura totalmente dañada, 30 de infraestructura dañada parcialmente.

“Y todas las demás, de las mil 145 escuelas que he señalado que tuvieron daños, se trata de afectaciones menores, como cristales rotos”, explicó Peña Nieto.

Respecto a los hospitales públicos de todo el territorio nacional, dijo que salvo el que colapsó en Juchitán, ningún otro sufrió afectaciones mayores.

Peña Nieto descartó afectaciones graves en la infraestructura de abastecimiento de agua potable.

En cuanto a la infraestructura de comunicaciones, la carretera Popoya-Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, sufrió daños que obligaron a las autoridades a interrumpir su funcionamiento.

En su mensaje, el mandatario invitó a la población a donar en el Campo Marte, en la Ciudad de México, víveres para las personas que resultaron afectadaspor el sismo de 8.2 grados.

Fue un sismo de gran magnitud, pero la población está con una enorme entereza que agradece estar de pie”.

El mandatario dijo que ya giró instrucciones para apoyar en la reconstrucción de las viviendas que colapsaron.