Cartelera/Humberto Gutiérrez *DISECCIÓN AL PRESUPUESTO FEDERAL

0
200
La agenda legislativa contempla analizar y aprobar el presupuesto de egresos de la federación presentado por el ejecutivo apenas el 8 de septiembre, cuando no se conocían los efectos de dos terremotos con daños de más de 300 mil millones de pesos.
A las 11.45 del día 8 de septiembre estaba el Secretario de Hacienda JOSE ANTONIO MEADE entregando al presidente del Congreso el documento, ese mismo día a las 23.52 en Chiapas tembló a 8.2 grados en la escala de Ritcher, cubriendo a Tabasco y Chiapas, el mayor que ha sufrido el país en los últimos 100 años.
El día 8 por la mañana el titular de la SHCP apuntó que el paquete “considera un marco macroeconómico realista”, al tiempo que “refrenda la política de austeridad”.
Entre los puntos a destacar se encuentran la previsión de crecimiento, de entre 2 y 3 por ciento para el año que entra.
El gasto total previsto para 2018 es de 5.23 billones (millones de millones) de pesos, con ingresos de 4.73 billones de pesos; esto significa una endeudamiento de 466 mil millones de pesos.
Pero no son todos los 5,23 billones, del gobierno federal, 1.5 billones se destinan a Participaciones y Aportaciones federales para las entidades federativas y municipios casi el 30% del Presupuesto. En tanto que más o menos otro 30% 1.5 billones de pesos se va al pago de pensiones y al costo financiero de la deuda.
Sólo un billón de pesos está bajo el control del gobierno federal y se eso, la mitad es para educación y seguridad, muy poco el margen de maniobra.
Otro billón de pesos es para gasto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSTE) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).
Se estima un valor de 46 dólares por barril de petróleo, un dólar menos que en el presente año. En cuanto a la producción, la proyección se ubica en mil 983 millones de barriles al día.
La inflación, por su parte, se ubicará en 3 por ciento en diciembre de 2018, menos de la mitad que el 6.66 por ciento en que cerró el pasado mes de agosto.
Finalmente, se estima un tipo de cambio en promedio de 18.10 pesos por unidad, menor al 18.70 de este año. Es cuánto.
Pasó el terremoto del día 8 y 19 de septiembre.
La sociedad mexicana se solidarizó con los hermanos en desgracia, la presión social se hizo presente y movió la agenda política al lograr que el financiamiento a los partidos políticos fuera para la reconstrucción de los estados afectados.
A cambio el PRD fijó un techo a la austeridad, que el gobierno no gaste 60 mil millones de pesos.
Ya se habla de una austeridad del gobierno federal que incluye viáticos, seguros de gastos médicos mayores, 200 Diputados menos, 64 Senadores menos, no más gasto en celulares, congelamiento de plazas.
Este fenómeno natural está haciendo que los diputados se echen un clavado para cambiar algunos conceptos del gasto público, porque la reconstrucción requiere de 300 mil mdp.
El presupuesto de egresos dejó de ser realista, se tendrá que revisar.
En noticias locales, el gobernador se presentó la tarde del jueves en la ciudad de Reynosa, le puso números al programa “ Unidos por Reynosa” que se invertirán este año 2017, por 633 millones de pesos en una mezcla de recursos federales, estatales y municipales, en presencia de la alcaldesa anfitriona, MAKY ESTHER ORTIZ DOMINGUEZ.  
Es un buen tema, ya le iré platicando su desarrollo.
Ayer terminó la tercera ronda de negociaciones para intentar reformar el acuerdo comercial conocido como Tratado de Libre Comercio que entro en vigor desde 1994.
 Los tres países han previsto un total de siete rondas para intentar reformar el acuerdo comercial en vigor desde 1994.
En esta ronda, Canadá y México esperan que Estados Unidos empiece a hacer propuestas concretas en las áreas consideradas más importantes por la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.
Una de las áreas en las que Trump más ha insistido en que el TLCAN es injusto para su país es el sector del automóvil.
Durante la campaña presidencial de 2016 en Estados Unidos, el entonces candidato Trump amenazó a las compañías automovilísticas con aranceles aduaneros de hasta el 35 % en los vehículos que producían en México y exportaban a Estados Unidos.
El mandatario estadounidense también ha reiterado que uno de sus objetivos es eliminar el déficit comercial que mantiene con México (63,200 millones de dólares), y en menor medida con Canadá (12,100 millones de dólares) y que cree que, en gran parte, es fruto del desequilibrio manufacturero que existe en el sector del automóvil.
Trump quiere modificar, asimismo, las normas que obligan a que los vehículos producidos en Norteamérica contengan al menos un 62,5 % de componentes fabricados en los socios del TLCAN para evitar la imposición de aranceles aduaneros.
Además del sector del automóvil, la tercera ronda negociadora tiene previsto tratar la reforma de los capítulos sobre servicios financieros del TLCAN, ya que Washington quiere la apertura de los mercados mexicano y canadiense a las firmas estadounidenses.
Por su parte, Ottawa quiere incluir en las negociaciones el capítulo sobre la protección del medioambiente para que recoja referencias al cambio climático y medidas necesarias para combatirlo.
MI CORREO: [email protected] sígame en twiter @cartelera1997