Candelero/Abraham Mohamed

0
12

EU se apropia del dinero robado a México

Hay que acelerar capturas y procesos de los gobernantes y funcionarios
pillos para recuperar parte de que saquearon y que aún mantienen aquí.

mohacan@prodigy.net.mx

Eugenio Hernández Flores, el ya detenido ex gobernador de Tamaulipas, tenía Ficha Roja de la Interpol a petición del gobierno de Estados Unidos lo que confirma que será extraditado lo más pronto posible por haber violado allá la llamada Creptocracy Law al usar el sistema financiero gringo para lavar las millonadas de dinero obtenido ilícitamente en México, el cual le será decomisado, lo mismo que los demás bienes que haya adquirido con ese dinero sucio, sin que nada de lo saqueado de nuestros recursos pueda recuperar el gobierno mexicano, tal como ha ocurrido en todos los casos semejantes.
Eso puede considerarse como otra de tantas acciones legales injustas que realiza el gobierno vecino contra nosotros, pero ellos, como siempre, aducen que así lo establecen sus leyes y sus leyes se tienen que cumplir.
En consecuencia, porque así lo decidieron unilateralmente, el gobierno de Estados Unidos es el que finalmente se beneficia con todo lo que los corruptos gobernantes y funcionarios mexicanos se roban de los recursos públicos y con los millones de dólares que obtienen por sus operaciones ilícitas hechas aquí y, por supuesto también se apropian de las enormes fortunas de los narcos y de la demás delincuencia organizada, cuyos jefes estúpidamente depositan en Bancos y hacen fuertes inversiones en ciudades gringas “pegadas” a nuestra frontera lo cual facilita su detección.
Creo que el gobierno mexicano se ha tardado para idear y plantear alguna forma legal que pudiese remediar ésta inequitativa aplicación de la Cleptocracy Law dentro de la cacareada cooperación contra la delincuencia entre ambos países, cooperación en la que evidentemente México pone la mayor parte.
Aquí queda mucho de
lo robado por recuperar
Ah, pero hay otra cosa que nos perjudica bastante, y es la desconfianza que se le tiene al Gobierno por que no se ve ni menos se siente acción eficaz contra la tremenda corrupción e impunidad que prevalece en las esferas oficiales.
Pienso, como la mayoría de los mexicanos, que el hecho de capturar a más bandidos saqueadores de los recursos públicos, no es suficiente con meterlos a la cárcel, sino confiscarles lo que tengan tanto en dinero como en inversiones en el país, antes de que Estados Unidos reclame su extradición por “lavadores de dinero sucio en su territorio”, porque entonces sí, al extraditarlos, ya no recuperaremos ni un peso de lo que se robaron y se llevaron para allá. Eso es –como le dije- porque ellos aplican su inequitativa Cleptocracy Law con la que confiscan absolutamente todo bajo el delito de “lavado de dinero sucio utilizando su sistema financiero”.
Urge pues que se aceleren los procedimientos jurídicos para que los procesos contra los imputados ya presos y los que están por caer se definan lo más pronto posible para recuperar recursos que a la Patria le hacen falta para impulsar la economía y reconstruir los daños y apoyar a los miles de damnificados que dejaron los recientes sismos y huracanes en más de siete entidades, incluida la Ciudad de México.
Miles de millones de pesos tienen que regresar a la Tesorería de la Nación pillos como los ex gobernadores Alberto Borge de Quintana Roo; César Duarte de Chihuahua y Javier Duarte de Veracruz; Rodrigo Medina de Nuevo León y Egidio Torre Cantú de Tamaulipas, que después de Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, debe ser el tercer encarcelado. Ellos aparte de las inversiones que hayan hecho en Estados Unidos o en otros países, aún mantienen cuantiosos fondos y bienes aquí.
La Patria necesita convertir en realidad las patrióticas frases que se escuchan como “Estamos Unidos Mexicanos” o “México sigue de Pie”.
Para eso requerimos no solo la retórica populista, sino los hechos derivados de la voluntad y acción de quienes conforman los Tres Poderes -Ejecutivo, Legislativo y Judicial- y es ¡ya!
Y ya el Presidente Peña Nieto al parecer ha decidido atender la demanda popular para hacer cumplir en tiempo y forma transparente todos los apoyos necesarios para reconstruir los daños causados por los sismos y huracanes y apoyar a los miles de damnificados y además podrá hacer que se recupere la economía nacional si hace que se encarcelen a más ex y actuales gobernantes y funcionarios ladrones decomisándoles lo más que se pueda de lo que se robaron, porque así crecerían las posibilidades de que el PRI mantenga la Presidencia de la República, el Congreso de la Unión, la mayoría de las 9 gubernaturas y los más de 3 mil cargos públicos que se elegirán el año próximo para integrar los Congresos locales y Ayuntamientos en el país.
Si Peña Nieto no logra esto, podríamos tener “Peje” como Presidente de México.