PERIPLO POLÍTICO/Ambrosio Garza Dragustinovis *MITOS E HITOS DEL CASO GEÑO

0
11

Opiniones van y vienen con relación al encierro que sufre el ex gobernador EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES en el Centro de Ejecución de Sanciones capitalino.
Los adversarios y enemigos del ex mandatario aseguran que no saldrá de ésta bien librado, pues si no es en Tamaulipas sería en los Estados Unidos donde le dejarían caer todo el rigor de la ley.
Pero los amigos y cómplices han hecho correr la versión de que la estrategia de los abogados de GEÑO es llevar el caso hasta instancias federales en donde podría recibir “ayuda especial”, e incluso hasta impedir su extradición con todo y la ficha roja de la INTERPOL.
Y esa ayuda podría venir del mismo presidente de México, ENRIQUE PEÑA NIETO, quien presuntamente recibió millonarias sumas de dinero en el 2012 para su campaña electoral.
Pero no se puede pasar por alto lo siguiente: si de aportaciones hablamos, JAVIER DUARTE y ROBERTO BORGE fueron de los que más lana le metieron a la campaña de PEÑA NIETO…
Con lo anterior cualquiera puede entender que la “amistad” o “compromiso político” por sí solo no garantiza la anhelada ayuda si se toma en cuenta que PEÑA NIETO va de salida.
En síntesis el presidente de México tiene más que perder de lo que se piensa si su intención es “ayudar” a EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES, quien pecó de soberbio al atreverse a pisar territorio tamaulipeco, en los tiempos en donde el veto estaba vigente.
La sola presencia del ex mandatario en el estado que despedazó, paseándose de manera impune, no podía pasarse por alto y en el pecado llevó la penitencia…

GEÑO Y SUS NEXOS CON “BOBBY” HERNÁNDEZ

El actual delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social, ROBERTO HERNÁNDEZ BÁEZ, tiene muchos motivos para andar nervioso en estos días…
Y eso se debe a sus claros nexos con su “padrino” el ex gobernador tamaulipeco, EUGENIO JAVIER HERNÁNDEZ FLORES, hoy “inquilino” del Centro de Ejecución de Sanciones capitalino.
Todos en Tamaulipas saben que ROBERTO HERNÁNDEZ era el recaudador de moches en los tiempos en que estuvo a cargo de la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios, es decir la COEPRIS…
Y también todos saben que “El Bobby” HERNÁNDEZ era un operador de lujo bajo las órdenes del PRIGOBIERNO que comandaba el GEÑO DE ORO en la entidad.
De las últimas “hazañas” del ahora delegado del IMSS se sabe que operó de forma fallida en el municipio de Reynosa con dinero que EUGENIO HERNÁNDEZ le dio.
Hoy el “Bobby” es uno más de la enorme lista de cómplices que hicieron lo que quisieron con la lana pública, aprovechándose del cargo, pues se sabe que llegó con una mano atrás y otra delante a la COEPRIS para salir multimillonario…
Este sujeto fue uno de los prontos lustradores de pelotas con la lengua de EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES y sabe bien que si el Gobierno de los “vientos del cambio” llega hasta las últimas consecuencias, podría estar muy pronto frente a una seria investigación…
El hecho de que investiguen a los ex diputados que fueron cómplices del artero despojo que GEÑO HERNÁNDEZ hizo de las reservas territoriales tamaulipecas, enciende las alertas en todos los que tienen o tuvieron nexos con el hoy ex gobernador…

CAYÓ EL “PADRINO” Y LOS “AHIJADOS” EN PELIGRO

En el municipio de Madero, apenas cayó el ex mandatario EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES y la población volteó su mirada hacia el ex alcalde GUADALUPE GONZÁLEZ GALVÁN.
La caída del ex gobernador sirvió para refrescarle la memoria colectiva a la población de Madero, recordando la obra fallida que significa el estacionamiento subterráneo de la plaza Isauro Alfaro.
Y es que es del dominio público que esa obra fue entregada en charola de plata a FERNANDO CANO MARTÍNEZ, prestanombres de los hoy ex gobernadores (YÁRRINGTON y GEÑO) presos.
Dicha obra recibió el aval del entonces alcalde de Madero, GUADALUPE GONZÁLEZ GALVÁN, a cambio de que le dejaran meter la mano al cajón del dinero que significaba el presupuesto público.
Es demasiado claro que el hoy ex alcalde de Madero (GGG) fue un becario del mal que operó bajo las órdenes de EUGENIO HERNÁNDEZ. Fue un alcalde convertido en parásito gusano devora presupuesto.
Por esa razón GUADALUPE GONZÁLEZ salió multimillonario cuando dejó el cargo de edil maderense, porque supo quedarse callado y jugar al hermoso juego de la corrupción, cuyo capitán era GEÑO HERNÁNDEZ en su calidad de jefe político de Tamaulipas.
Ahora con la caída del “padrino”, la nefasta jauría de ahijados atracadores de las carreteras del poder político más tarde que temprano será llamada a cuentas…
Por eso andan nerviosos, con la pastilla bajo la lengua y sudando hasta por donde no les llegan los rayos del sol y GUADALUPE GONZÁLEZ GALVÁN es un ejemplo claro de ello…

GEÑO.- CAPITÁN DEL “PARACAIDISMO”

El paracaidismo fue una herramienta muy socorrida hace algunos años y se trataba de que un sector de la población invadiera un terreno para que el Estado se lo cediera y así todos felices y contentos.
En los tiempos en que EUGENIO HERNÁNDEZ fingía ser gobernador de Tamaulipas, el despojo de terrenos fue una práctica muy socorrida en su Gobierno y casi equiparable al paracaidismo.
El 24 de septiembre del 2009, siendo GEÑO gobernador, ordenó a ÓSCAR PÉREZ INGUANZO, a la sazón alcalde de Tampico, que desalojara la colonia “Mano con Mano” por la buena o a la mala.
Como GEÑO HERNÁNDEZ era un gobernador chicharronero, pues presumía que nomás sus chicharrones tronaban, permitió el abuso de poder y el exceso de violencia contra la indefensa población.
La colonia Mano con Mano se fundó en 1995 bajo el auspicio de MANUEL CAVAZOS, a la sazón gobernador de Tamaulipas, para desestabilizar el gobierno municipal de Tampico que en ese tiempo estaba en manos del PAN.
Se sabía que el desalojo obedeció a los intereses personales de EUGENIO HERNÁNDEZ de hacer un club social y emplear esos terrenos para campos de golf, invocando la legalidad y el desarrollo.
Por esa razón hombres, mujeres, niños y personas de la tercera edad fueron brutalmente golpeados con macanas o a culatazos. No existía una razón válida que motivara las agresiones, salvo la desmedida ambición de EUGENIO HERNÁNDEZ por apropiarse de lo que no era suyo…
Las 1,600 hectáreas que en su momento despojó al patrimonio del Estado, son apenas una pequeña parte de todo el despojo territorial que el ex GEÑO DE ORO hizo en Tamaulipas…

TODAVÍA HAY MÁS… ¿Y EL PROYECTO COSTA LORA?

El ex gobernador nunca tuvo llenadera cuando estuvo en el poder, pues la ambición desmedida de EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES era conocida por todos.
Allí está por ejemplo la expropiación de 2 mil 278 hectáreas que se ubican entre los ejidos Mariano Matamoros y Villa Cuauhtémoc en el municipio de Altamira, bajo el argumento de reubicar el Aeropuerto Internacional de Tampico.
Hasta el momento el aeropuerto de Tampico sigue en el mismo lugar y muchos de los habitantes a los que les expropiaron sus tierras siguen esperando el pago de esta acción.
No hay que olvidar que en esta expropiación se contó con la complicidad del alcalde de esa época (2009) JAVIER GIL ORTIZ, primo de HERNÁNDEZ FLORES, quien dejó en la Alcaldía a HÉCTOR VILLARREAL cuando se fue de diputado federal.
GEÑO y su pandilla fueron infames verdugos de la gente de bien. Descarados prostitutos adoradores del dinero ajeno, cochinos lavanderos muertos de hambre dedicados a blanquear la podredumbre de los negocios que operaban al margen de la ley…
Y apropiarse de terrenos ajenos también era parte de su malévolo plan que a través de invocar el “desarrollo” de Tamaulipas, buscaban disfrazar el uso de esos terrenos para edificar fraccionamientos de lujo o emporios hoteleros y plazas comerciales, el objetivo principal de GEÑO y su pandilla…
La historia del despojo de predios bajo la modalidad de expropiación de terrenos no termina aquí, pues todavía falta escarbarle al proyecto de la fallida “COSTA LORA”, en Soto la Marina, donde GEÑO pasó por encima de particulares pisoteándole sus derechos, o de algunos predios en Matamoros, en la ex playa Bagdad o ex playa Costa Azul…
Como ya lo dijimos, la historia de la caída de GEÑO apenas va a iniciar, lo que estamos viendo es apenas el preámbulo, el prólogo de una oscura historia en donde la corrupción es el condimento principal y en donde también faltan decenas de actores… DICEN… DIREMOS…