Gobernadores prometen imparcialidad en comicios

0
294

Los gobernadores y el jefe de Gobierno prometen generar un contexto de seguridad, justicia, equidad y legalidad en elecciones

CIUDAD DE MÉXICO.

Los gobernadores y el jefe de Gobierno capitalino se comprometieron a no meter las manos en el proceso electoral, por el contrario, prometieron generar un contexto de seguridad, justicia, equidad y legalidad de cara a los comicios.

Todos quienes gobernamos estamos obligados a garantizar el uso responsable e imparcial de los recursos públicos que administramos, sobre todo en lo relativo al manejo de los programas sociales, así como a no caer en la tentación de convertirnos en actores de las contiendas electorales, vía la procuración de justicia, la propaganda oficial o el uso de los tiempos o recursos de los servidores de las administraciones públicas que jefaturamos”, comentó Arturo Núñez, presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Los mandatarios locales firmaron junto al INE, la Fepade y la Asociación de Instituciones Electorales de las entidades federativas, la declaratoria por la democracia y la legalidad para el proceso electoral 2018.

PUBLICIDAD
inRead invented by Teads
Esto implica el respeto de los gobiernos municipales, estatales y federal a la autonomía de las autoridades electorales, el compromiso para garantizar condiciones de seguridad y libre tránsito durante la organización de los comicios, el día de la jornada electoral y en la noche el día de dicha jornada”, detalló Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE.

A través de la declaratoria, pidieron a los candidatos a que se conduzcan con apego a la ley, así como a la ética cívica y coadyuven para que los comicios se lleven a cabo en condiciones de equidad y civilidad.

Hicieron un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que sean enérgicas y vigilantes de la procedencia, ejercicio y límites de los recursos y aportaciones para las campañas y en su caso se impongan las sanciones pertinentes a quienes violen la ley.