DOMINO/ANTONIO MENDEZ CARRIZALES *SE FUE LA SEMANA SANTA Y LO BAILADO QUIEN ME LO QUITA?

0
278

Termina la semana santa o semana mayor donde la gran mayoría de los mexicanos salen a disfrutar de un pequeño break primaveral y la mayoría lo hicieron en compañía de toda la familia, para después encaminarse ala dura tarea de la faena diaria Y al término de la misma el domingo de resurrección y después que pasara? a esperar semana tras semana , quincena tras quincena el salario para que en algunos casos acudir a rescatar las joyas o aparatos electrónicos así como electrodomésticos en las casas de empeños, pero lo bailado quien no los quita¿ La mayoría de las albercas establecidas en diferentes lugares de la ciudad estuvieron saturadas, pero el centro recreativo la playita fue la que acaparo la atención de visitantes de Reynosa así como del lado americano que se atrevieron a cruzar el charco para convivir con la raza de acá que entre matorrales y agua lodosa los pequeñines fueron los que más lo disfrutaron, claro bajo la mirada de águila de las madres de familia que atentas y preocupadas por que los niños no se apartaran de la orilla poniendo en riesgo la integridad de los mismos.

Este pasado por la mañana la tradicional calle peatonal Miguel Hidalgo en la ciudad de Reynosa se observó muy atiborrada de visitantes principalmente de la localidad y la mayoría de los mexicoamericanos que pernotaron en estos lugares, al mediodía se le vio visitando el mercado Zaragoza y algunos restaurantes ubicados en área céntrica de Reynosa acudiendo principalmente a lugares donde se elaboran las muy gustadas gorditas de maíz de chicharrón verde, de deshebrada y la de nopalitos con queso, ojala y que los gobiernos estatal y municipal se preocuparan con atenderlos con eventos culturales, pero ese será otro tema a tratar en una próxima ocasión. La gran problemática o quejas de los citadinos fue el caos que ocasionaban los vendedores ambulantes ubicados en esa calle principal de nuestra ciudad ya que en algunos tramos dejaban poco espacio para que transitaran libre y tranquilamente, para que pudiesen realizaran sus compras, que bien hace falta, pero principalmente al comercio organizado local.

En este tema poco o casi poco la actual administración municipal de esta ciudad no ha podido o no ha querido controlar u organizar para la sana convivencia entre comerciantes y visitantes, es necesario un trabajo más atinado por parte del ayuntamiento local para que logren coincidir tanto ofertantes como demandantes de los diversos artículos que en esa tradicional calle se expenden y por cierto una muy buena fuente de empleos para esta pujante ciudad de Reynosa, el que tenga ojos que lea y si no pues hay nos vemos.