Complicado lograr acuerdos sobre TLCAN antes de mayo: SE

0
279

El secretario de Economía reveló que en la historia son pocos los congresos que han solicitado cambios después de la firma; existe un 80% de probabilidades de que se logre un acuerdo en mayo

Idelfonso Guajardo, secretario de economía, TLCAN
Destacó que hay que seguir de cerca el curso del tratadopara ver las oportunidades que se pueden generar. Fotografía: Notimex

CIUDAD DE MÉXICO

El viernes de la semana pasada concluyó la gira de trabajo en Washington del secretario de Economía Idelfonso Guajardo en la cual tuvo reuniones con sus contrapartes Robert Lighthizer, Representante Comercial de Estados Unidos; y Chrystia Freeland, Ministra de Asuntos Globales de Canadá, para analizar el estatus que guarda la negociación del TLCAN (Tratado de Libre Comercio).

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, el jefe del equipo mexicano en la revisión, aclaró que una vez presentado y firmado el documento es difícil la posibilidad de cambios.

En cuanto nosotros tengamos el documento firmado ahí se completa la primera parte del proceso. Por esta razón antes de firmarlo los congresos deben tener en cuenta todos los vectores y ya estar claros. En la historia son pocos los que después de haber firmado han solicitado un cambio”, señaló.

También te recomendamos leer: AMLO: amago de Trump sí afecta el TLCAN

Así mismo recalcó que existe un 80% de probabilidades de que se logre un acuerdo en la primera semana de mayo, con lo cual se procedería a la firma 30 días después.

Desde el principio se observó que el tiempo se iba a convertir en un aliado. Está claro que nunca las guerras comerciales son buenas pero habrá que seguir de cerca el curso para ver las oportunidades que se pueden generar”, comentó.

Respecto a los avances logrados en la reunión ministerial de la semana pasada, el secretario de Economía comentó que no se dieron las condiciones para llegar con un tratado a la Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo en Lima a finales de esta semana, pero destacó el cambio en la posición de los negociadores estadounidenses sobre las reglas de origen automotriz.

Originalmente, Estados Unidos exigía que el 50% del contenido de la producción automotriz viniera de su país, mientras que ahora sólo pide que ese contenido provenga de una producción con altos salarios.