Se debe aprovechar la basura para convertirla en energía eléctrica: PVEM

0
51

En 2017 la CDMX inició la construcción de la primera planta de termovalorización en Latinoamérica, resaltó el secretario de Comunicación Social del Partido Verde, Jesús Sesma Suárez

CIUDAD DE MÉXICO

En México se desperdician millones de toneladas de basura diariamente, lanzándolas a tiraderos a cielo abierto, barrancas, bosques, o enterrándola en vertederos de agua, contaminando el suelo y el aire, por ello el Partido Verde propuso aprovechar esos residuos y convertirlos en energía eléctrica para que estados, municipios y la Ciudad de México atiendan sus necesidades de energía.

El secretario de Comunicación Social del Partido Verde, Jesús Sesma Suárez, señaló que los residuos en México tienen un gran potencial para ser aprovechados a través de tecnologías que ya son una realidad en otros países. La energía obtenida por dichos procesos puede ser utilizada para hacer funcionar el alumbrado público o como combustible para los diversos sistemas de transporte, con lo cual no sólo se disminuye el impacto ambiental negativo de los residuos, sino que se mejora el entorno urbano, además se generan empleos con las plantas tratadoras y se cuida la salud de animales y personas.

Sesma Suárez indicó que en México se generan millones de toneladas anuales de residuos, de los cuales, el 61 por ciento acaba en rellenos sanitarios o sitios contralados, el 16 por ciento en tiraderos a cielo abierto, el 10 por ciento se envía a reciclaje y el 13 por ciento restante no se tiene identificado su destino.

También pueden leer: Instagram va en contra del maltrato animal

Se calcula que con las millones de toneladas de basura se podría llenar 231 veces el estadio de futbol más grande de México.

De igual forma la basura llega a terminar en océanos, ríos, barrancas, bosques y tiraderos clandestinos.

El parlamentario ecologista recordó que en 2017 la Ciudad de México inició laconstrucción de la primera planta de termovalorización en Latinoamérica, con ello se busca generar energía para movilizar las 12 líneas del Metro a través del aprovechamiento de las toneladas de residuos que se producen en la capital del país.