Tiempos de Guerra/Chano Rangel *¡Se acabo la buena suerte de los gasolineros!

0
51

-PEMEX sin explicación.
-Si hay gasolina.

La buena suerte, es donde fincan sus éxitos los pendejos, así dice el viejo refrán, mi abuela decía lo mismo; y afirmaba póngase a trabajar duro y vera que la buena suerte le llega, tarde o temprano.

La suerte de muchos expendedores de gasolina, cambio radicalmente con el anuncio del presidente López Obrador, de combatir el guachicoleo, de darle hasta el fondo al problema del robo de combustible, gasolina principalmente, que paradójicamente se vendía, aquí mismo en nuestro país, a través de las mismas gasolineras.

La frontera norte, como lo decía mi amigo y colega Juan Antonio Montoya, en su columna del “El Patinadero” ha hecho crecer de manera exponencial muchas fortunas personales, empresarios exitosos, concesionarios de franquicias de PEMEX, para la distribución de diésel y gasolina. Sus cuentas crecieron, sus ingresos eran muchos, pero las compras y surtido de PEMEX Distribución eran la mismas.

Es cierto PEMEX, no da explicación, el porque el desabasto, tampoco dice nada, de los 12 buque tanques, que están anclados, en el mar, fuera del puerto de Coatzacoalcos en Veracruz, y que según traen gasolina a México. Tienen semanas los barcos anclados, con un costo a la nación, que tiene que pagar por su manejo y transportación, sea cual fuere el problema, desde noviembre no se compra gasolina en el extranjero, y por obvias razones, estos barcos se anticipa; fueron adquiridos (su producto) meses antes de la salida del presidente Peña Nieto.

Pero el hoyo es grande, la refinación prácticamente desapareció en México, el negocio estaba en el robo y el la venta de la misma gasolina, después de todo, echarle la culpa a los guachicoleros era cosa de todos los días.

Desde las estaciones de servicio, los ductos, la estaciones de abastecimiento y almacenamiento, eran parte de una cadena bien organizada de la venta de gasolina y otros derivados, todos ganaban, mientras PEMEX, se hundía en la crisis financiera, sin dinero para invertiré y ni de donde agarrar.

Ahora el desabasto como se le quiere etiquetar, a puesto a descubierto la magnitud del robo, del quebranto nacional, las estaciones que vendían 8 pipas diarias, pero solo compraban a PEMEX 4, están en problemas, como justificar la falta, si era el consumo habitual.

El mismo presidente dijo, que había gasolina suficiente, que ese no era el problema, que se habían cerrado los ductos, y se transportaba en pipas, pero tampoco ese era el problema, la bronca grave, es que como justificar la venta de los combustibles en las estaciones que quedaron cortos, a dejar de vender la gasolina de presidencia ilícita. El cáncer creció y ahora se esta extirpando.

Desde nuestro punto de vista, estamos de acuerdo en la medida tomada por el presidente, y ojala que esos que hicieron sus fortunas a base de estos ilícitos, también paguen y regresen lo que se llevaron, que el peso de la ley, caiga sobre ellos. Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

¡hablando de gasolinas! ¿por qué en Matamoros no se siente ese fenómeno? ¿por qué no hay filas en las gasolineras de Matamoros?

Esas preguntas también me la hice yo; y no me quede con la duda, pregunte.
Y la respuesta fue muy clara. Un distribuidor me dijo, mira Chano, nosotros nos organizamos y desde que la reforma lo permite, importamos directamente la gasolina de Estados Unidos.

Las franquicias conocidas, también en esta ciudad, le entraron al quite y se unieron a la importación directa, por eso el desabasto, no se sintió en esta ciudad; estar organizados es mas rentable, aseguro el franquicitario.

Si eso se puede en Matamoros, con organización, con buena administración, entonces porque no en Reynosa, en Rio Bravo, y demás ciudades en problemas de abasto.

Esa respuesta, se la dejo de tarea. Al tiempo.

chanorangel@live.com.mx