Hipódromo Político/Carlos Gerardo Cortés García *EN ESTA ESQUINA YEIDCOL… EN ESTA OTRA MONREAL… MORENA YA PERDIÓ

0
116


Al interior del Movimiento de Regeneración Nacional, los grupos políticos, tribus dirían algunos, se están dando hasta con la cubeta. Estarían repitiendo lo ocurrido en el Partido de la Revolución Democrática, lo que a la sazón acabó con el PRD y su militancia, mucha o poca, se fue a MORENA. Y el problema no sólo es en Tamaulipas sino también en Puebla y en todas las entidades donde habrá elecciones el próximo dos de junio.
En esta esquina, se ubica la dirigente nacional de MORENA, Yeidckol Polevnsky y en esta otra, el Senador MORENISTA Ricardo Monreal Ávila, líder de los legisladores morenistas en el Senado de la República. Y, por supuesto, cada personaje trae a su “dream Team” para que apoye y opere sus estrategias.
¿Quién puede más? Es difícil saberlo, pero lo que sí es un hecho es que gane quien gane en Tamaulipas, y en cada una de las otras entidades, y me refiero a los grupos morenistas, a quien le están poniendo en la torre es al propio partido y al líder moral del movimiento, hoy titular del ejecutivo federal. Adicionalmente, ese enfrentamiento, termine como termine, estará teniendo costos muy altos para el Movimiento.
¿Por qué? Porque hoy se acusa al ex delegado del partido, Renato Molina, de haber vendido candidaturas en la elección pasada y haberles pasado la charola a algunos de los actuales aspirantes a ser candidatos a diputados locales. Cierto o no, las redes se encargaron de hacer pedazos a Renato y terminaron subrepticiamente con su trabajo en territorio tamaulipeco, lo que le dio oportunidad a Yeidckol de mandar a otro nuevo delegado, propio de ella por supuesto, a operar el proceso, aunque en este momento el enojo de los suspirantes morenistas es absoluto por la falta de información y de estrategia y que dejó a fuera a casi 400 de quienes se registraron en la capital de Tamaulipas, y con la “lista” filtrada la noche de este domingo terminaron su proyecto político, por lo menos por ahora, a menos que cambien la lista y los participantes. Pero de que ya hay enojo lo hay.
Asimismo, vino a Tamaulipas, Alejandro Rojas Díaz Durán, suplente del Senador Ricardo Monreal Ávila y le fue como en feria en el sur donde le dijeron hasta del huevo y la gallina y la expectativa que levantó de llevarse a su partido a los “grandes panistas” fue francamente decepcionante, porque el único nombre que la gente identificó, fue el de la ex alcaldesa de Tampico, Magdalena Peraza Guerra, quien ya no representa absolutamente nada para el PRI, ni para el PAN, ni para el Partido Verde, ni para nadie. Magda ya no tiene estructura, ni seguidores, ni dinero para aportar a la campaña morenista y, con que no la hueveen se va de raya. Magda ya no es nada. Perdió absolutamente toda la credibilidad y el respeto que alguna vez tuvo.
Magda es parte de esa morralla política que muchos agradecen que se la lleven, porque hay que decirlo con todas sus letras: Magda es traidora, mal agradecida, engreída, no sabe cumplir acuerdos, hoy no representa nada ni a nadie, es ya un cartucho quemado y políticamente ni su familia votaría por ella. Magda se acostumbró a pisotear a la gente, a humillarla y a ser francamente majadera.
Y hoy, fuera de la presidencia municipal, ya no tiene nada que ofrecer. Ni dinero. Magdalena es una viejecita amargada que al día de hoy solo lástima y risa da. Magda debería irse a su casa y olvidarse del servicio público, porque lamentablemente, se convirtió en un lastre para la ciudad, para Tampico, para su familia, para todos.
Y si con esos antecedentes, la incorporaron y la van a poner a operar, el resultado va a ser muy perjudicial para los candidatos de MORENA, con esta petulante y vetusta política.
Reitero. Hoy, con ese ejercicio de exagerada “apertura democrática”, me parece que MORENA ya perdió en Tamaulipas la elección. Y ahora tendrá que pagar el costo por el enojo, la frustración y el coraje de quienes soñaron con ser candidatos y se quedaron con un palmo de narices. Ellos serán los primeros detractores del Movimiento y quienes se encarguen de hacerle campaña negra al marrón.
Y ya amenazaron que esta semana, grupos marrones habrán de impugnar ante el árbitro electoral el proceso de selección de candidatos en Tamaulipas porque muchos de ellos, prácticamente todos, están molestos por el procedimiento utilizado por los responsables quienes, a ciencia cierta, no saben quién es responsable.
El problema, pues, de MORENA, es que todos los grupos quieren salirse con la suya, y al final de cuentas van a enterrar los deseos del Movimiento por sembrar buenos resultados en Tamaulipas. Tiempo al tiempo. Y a estas alturas de la elección, MORENA ya perdió.
PD. 1. El cobarde ataque, secuestro y robo de material de Nicolás Maduro al periodista de UNIVISION, Jorge Ramos, deja claro lo que muchos, desde semanas atrás intuyen: que los días del dictador venezolano al frente del Gobierno de aquel país están contados.
Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.