Por reforma, van 1,493 docentes sancionados

0
16

La SEP señala que 488 maestros reprobaron la evaluación tres veces y deben ser cambiados de área

De acuerdo con el informe de la SEP al Senado, 99.9% de la totalidad de los maestros del país decidieron ajustarse a las reglas de la Reforma Educativa, incluidos los integrantes de la CNTE. Foto: Cuartoscuro/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó al Senado que son mil 493 los profesores de enseñanza básica los que fueron sancionados como efecto de la Reforma Educativa vigente, de los cuales mil cinco no se presentaron a la evaluación correspondiente, por lo que no tienen nombramiento, y 488 reprobaron las tres oportunidades de evaluación, por lo que deben ser readscritos a otras áreas.

En medio de la polémica desatada porque se trata de un documento administrativo que no puede estar por encima de la Constitución Política mexicana, el pasado martes, el Presidente de la República firmó un memorándum dirigido a los secretarios de Educación, Gobernación y Hacienda, para que dejen sin efecto la aplicación de la Reforma Educativa.

Le ordena a la Secretaría de Educación Pública que reinstale “a los educadores que fueron cesados por la aplicación de las evaluaciones punitivas”.

De acuerdo con el censo oficial que realizó el gobierno del ahora expresidente Enrique Peña Nieto, existen en el país un total de un millón 987 mil 511 trabajadores de la educación, de los cuales un millón 200 mil son profesores frente a grupo, lo que significa que los mil 493 afectados por la Reforma Educativa representan únicamente el 1.2 por ciento.

Pero en particular, 488, que significan el 0.040%, mostró no tener los conocimientos necesarios para impartir clases, al reprobar las tres oportunidades de evaluación, pero no perdieron el trabajo, sino que están en proceso de reasignación de otras tareas administrativas.

Los 488 “no obtuvieron resultado ‘suficiente’ en la tercera oportunidad de la Evaluación de Desempeño, por lo que deberán ser readscritos para continuar en otras tareas dentro del Servicio Público”, dice el oficio firmado por Ernesto Abraham Garibay Martínez, quien hasta el 30 de noviembre del año pasado fue el director general adjunto de Asuntos Jurídicos de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente.

La información que la SEP entregó al Senado es escueta al señalar que mil cinco docentes no se presentaron a las evaluaciones muestra, sin embargo, que únicamente el 0.083% de todos los maestros del país decidieron no ajustarse a las reglas de la Reforma Educativa; es decir, hasta los integrantes de la llamada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) participaron en los procesos de evaluación, tal como en su momento fue informado de manera oficial y rechazado por los llamados maestros disidentes.

Aunque el Senado solicitó desde el año pasado a la secretaría que le informara sobre todos los maestros sancionados como efecto de las nuevas reglas del Servicio Profesional Docente, fue hasta hace unas semanas que la institución entregó la respuesta que preparó todavía el gobierno de Peña Nieto.

El documento de respuesta fue elaborado durante los últimos días del gobierno de Peña Nieto, cuando Otto Granados era el secretario de Educación Pública, pero fue entregado al Senado hasta el 21 de marzo, con las aclaraciones de quién los elaboró.