AL VUELO-Pasatiempos *Pegaso

0
7

¡Amiguita!¡Amiguito! ¿Con esta cuarentena te aburres en tu casa sin hacer nada?¿Ya no aguantas a tus papitos que discuten a cada momento porque ya se acabó la alacena y no tienen dinero para surtir el mandado?¿Las caricaturas de Bob Esponja ya no te llenan?

¡Deja de preocuparte! El equipo de creativos de Pegaso te ha preparado unos bonitos pasatiempos que puedes desarrollar durante toda la cuarentena, y más allá.

Para los chiquitines, lo más recomendable es que pidan el apoyo de sus abuelitos. Pongan la una bacinica en un extremo de la sala y rétenlos a ver quién logra meter el chupón o la tetera en el recipiente. ¡Se divertirán como enanos!

Para los mocosos más inquietos, es un buen ejercicio subir hasta lo más alto del ropero y alcanzar el candil. Esta actividad permite mejorar los reflejos, ya que si no alcanzan a agarrarse, darán tremendo azotón en el suelo.

Para los adolescentes calenturientos, tenemos un jueguito que puso muy de moda nuestro Pejidente ALMO. Se llama “jálale el cuello al ganso”.

Lo único malo es que si los descubren sus papás, los van a obligar a que se laven las manos con ácido muriático.

La tecnología también nos trae nuevas opciones, y sin necesidad de asomarnos siquiera a la ventana, es posible disfrutar de una y mil ocurrencias de los cuates mediante el WhatsApp, Facebook, Twitter o Instagram. Nomás cuida las fotos que subas, no vayan a ventanearte gachamente.

Recuerdo que hace unos días me dijo mi amigo Alejandro Puentes, alias “Ale Ale” que es muy necesario que los chavales se mantengan activos, porque es fácil caer en la depre.

Recomendaba algunos juegos lúdicos en familia, donde además de reforzar los lazos entre padres e hijos, realizan ejercicio y mejoran sus capacidades cognitivas.

Hiperactivos como son, no me imagino en una familia de cuatro, cinco o más miembros qué locura debe ser el interior de la casa.

Si de ordinario la convivencia familiar suele ser difícil, sobre todo en hogares con estrecheces económicas, ahora con un aislamiento obligado, debe ser un verdadero infierno.

En algunos canales de televisión ya están recomendando que se busque asesoría psicológica en línea precisamente para evitar los efectos del hastío en los niños pequeños y en los adolescentes.

No se sabe cuándo va a terminar la situación de emergencia sanitaria. Se supone que los estudiantes regresarán a la escuela el 20 de abril, sin embargo, a estas alturas, aún no hay una certeza de que la pandemia de COVID-19 vaya a ser superada.

Va el refrán estilo Pegaso: “La expectativa positiva perece de manera postrera”.(La esperanza muere al último).