Petroleros encaran a Pemex por falta de condiciones en la contingencia

0
39

‘Los Petroleros no somos inmunes a un virus por gracia de Dios, por ello, queda a todas luces bajo su responsabilidad y la de los altos Directivos de esta Empresa, las consecuencias’

Fotografía: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.

Ante la falta de garantías para proteger la salud de los petroleros en el Centro Administrativo de Pemex, empleados de confianza y sindicalizados enviaron, este martes que se declaró fase 2 de la pandemia del Covid-19, una carta dirigida al director general, Octavio Romero Oropeza, en la cual denuncian “que su poco interés, indiferencia y estulticia ante la situación de emergencia, que por obviedad pretende minimizar, transgrede a todas luces a nuestro derecho a la vida”.

“Los Petroleros no somos inmunes a un virus por gracia de Dios, por ello, queda a todas luces bajo su responsabilidad y la de los altos Directivos de esta Empresa, las consecuencias tanto personales como familiares que puedan derivarse por un posible contagio, incluyendo los decesos que se puedan ocasionar”, escribieron en esta carta que firmaron con la leyenda “POR NOSOTROS LOS PETROLEROS Y POR EL DERECHO A LA VIDA”.

PUBLICIDAD
Además, le recuerdan a Romero Oropeza, que “antes de nuestra profesión y nuestro carácter y compromiso con la Empresa como sus trabajadores, somos seres humanos que no debemos ni podemos estar expuestos a esta situación de contagio por COVID-19”.

Por lo que los petroleros, exigen a la Alta Dirección que se tomen” a la brevedad todas y cada una de las acciones necesarias para resguardar nuestra integridad y salud como trabajadores petroleros” y, consecuentemente, la de sus familias que dependen de su trabajo.

Este lunes, Excélsior publicó que la caída en el precio del crudo castiga a empleados de Pemex, pues trabajarían aún en la fase 4, debido a la situación que atravesaba el mercado internacional. Además de que entre 8 mil y 10 mil empleados asistían al corporativo sin jabón en los baños ni gel antibacterial en las oficinas.

Y concluyeron que los están obligando a ir laborar a la Torre de Pemex “sin tomar en consideración la emergencia de que se trata, sin haber sanitizado ni siquiera los elevadores que utiliza el personal; resulta por demás irresponsable y denostable a la valía del personal y nuestras familias, soslayando incluso, nuestros derechos básicos como seres humanos”.