Inminente, acuerdo para aumentar el salario mínimo: Navarrete

0
326

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, afirmó que el aumento al salario debe darse por consenso y que, seguramente, en los próximos días se llegará a un acuerdo al respecto

CIUDAD DE MÉXCO

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, afirmó que el aumento al salario mínimo debe darse por consenso y que, seguramente, en los próximos días se llegará a un acuerdo al respecto.

Aseguró que hay varias propuestas que son analizadas por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) y el aumento que se acepte deberá dar equilibrio a la economía.

Entrevistado al término de su conferencia magistral “Política Laboral en México”, en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, consideró que es muy bueno que ya se haya reunido la Conasami, porque existen las condiciones de consenso en la necesidad de incrementar el salario mínimo en este momento.

En diciembre, indicó, se discutirá el porcentaje de incremento al salario, que se analiza normalmente de forma legal y constitucional.

Reconoció que han surgido discrepancias sobre el monto del incremento, mismo que el sector obrero, válida y legítimamente, siempre buscará que sea alto.

Navarrete dijo que la comisión terminará de analizar las propuestas y tendrá que discutir con los representantes del sector patronal y obrero cuál es la cifra que más se acerca a la recuperación de poder adquisitivo.

En los últimos años, señaló, se ha tenido un buen diálogo entre los sectores obrero y patronal; no han estallado huelgas; se incrementaron los niveles de productividad y se conservaron estables las cifras macroeconómicas.

Pese a todo lo que ha ocurrido en estos años, como la baja de precios del petróleo y materias primas, el sector laboral se ha comportado favorablemente, reconoció.

Se ha tenido alta tasa de empleabilidad en trabajos formales, que cotizan más de lo que se hacía antes en el Seguro Social, es decir, mejor ingreso”, presumió.

Dichas condiciones permiten que, efectivamente, los factores de la producción puedan poner sobre la mesa la propuesta de subir el salario mínimo.