PASADO MERIDIANO/GRICELDA GUERRA ROMERO *Una más de los diputados azules

0
44

Ante la inseguridad que prevalece en Reynosa, se elevan voces que demandan a la voz de ya la intervención de las autoridades de seguridad federal, entre esas voces la de la propia alcaldesa Maki Ortiz quien demanda que se esclarezcan los hechos, además de pedir que se refuerce la seguridad en la ciudad para garantizar la paz a las familias.

En tanto asegura que se están haciendo cargo de los gastos funerarios de las víctimas.

Por cierto, la alcaldesa Maki no quedo bien parada, luego de que saliera a declarar que los reynoseses muertos durante el sangriento fin de semana fue a causa de fuego cruzado, cuando testigos lo han declarado una y otra vez, que fueron ejecutados arteramente por sujetos armados.

Pero lo peor fue cuando la edil declaraba a medios nacionales que Reynosa vivía en paz desde hacía cuatro años, y que eso de las balaceras eran cosa del pasado, lo que llevo a preguntarse a los ciudadanos a que ciudad se refería su alcaldesa.

Debido a sangrientos hechos en los que perdieron la vida más de 18 personas, este fin de semana en Reynosa, integrantes de diversos colectivos y asociaciones civiles están convocando, para el próximo sábado a una marcha por la paz y seguridad de este municipio fronterizo.

Y es que lo ocurrido el fin de semana tiene a la ciudadanía muy enojada por la pérdida de vidas inocentes, por lo que exigen a las autoridades de los tres niveles se ocupen de la seguridad de los reynosenses, ya que no es justo que las familias vivan con miedo hasta de salir a la tienda.

Este miedo se incrementa lamentablemente a noticias falsas en las redes sociales, en las que se habló de un presunto toque de queda y alerto a trabajadores de la industria maquiladora para que no se presentaran a trabajar, o de lo contrario les iría mal, por lo que colectivos y asociaciones civiles piden no creer todo lo que publican.

Una de las demandas que se harán en la marcha de protesta se encuentra la rehabilitar a la policía preventiva en el próximo gobierno municipal, claro con sus respectivos candados para evitar los errores del pasado, en que la corporación se destacaba por la corrupción imperante.

Los que de plano se prepararon, no solo para blindar a su jefecito adorado Cabeza de Vaca, contra la posibilidad de ser desaforado en el próximo Congreso, donde Morena tendrá mayoría, es la actual legislación local, que nuevamente vuelve a cometer un exceso, al aprobar y con la excusa de ser incluyentes (de cuando acá), presento una nueva iniciativa en la que se propone reformar los artículos 84 de la Constitución Local y 44 de la Ley de Servidores Públicos, la que fue turnada a la comisión de puntos constitucionales.

Según la iniciativa todos aquellos casos, en los que el Congreso del Estado determine la no homologación con la declaratoria de la Cámara de Diputados, su decisión será definitiva e inatacable.

Todo con el fin de que Cabeza de Vaca permanezca en el gobierno hasta el último día de su mandato, ante la amenaza de la nueva bancada de Morena de tumbarle el fuero, en cuanto asuman el cargo.

Y luego se pregunta el PAN por qué sus candidatos a las diputaciones locales perdieron la contienda, ya que más que legisladores que deben representar al pueblo, serían unos empleados incondicionales del gobernador en turno y en contra del mismo pueblo que los voto, cosa que no sucedió.

Cambiando de tema, en el municipio de Matamoros las acciones no paran por parte del gobierno municipal encabezado por Mario López, quien tal como lo habría declarado semanas atrás, sobre la modernización de la calle Sexta, se iba a llevar a cabo meses antes de que concluya su primer trienio, por lo que esta semana se procedió al retiro de los camellones laterales de la calle Sexta y Fuerza Aérea hasta la Nafarrete, ello con el fin de agilizar el flujo vehicular en la principal avenida de Matamoros.

Al igual que en la avenida Lauro Villar, esta acción ayudara en mucho a que se agilice el tráfico que se genera en horas pico, pero además de tiene contemplado instalar la señalización y la pinta de rayas para cruces peatonales.